El Seguro de Desgravamen es un seguro que cubre la muerte y eventualmente la invalidez de un deudor de una institución financiera.
En caso de ocurrir un siniestro la deuda queda pagada en su totalidad sin que los herederos tengan que responder con su patrimonio por las cuotas impagas. Para el caso de los desgravámenes hipotecarios se paga la deuda y la propiedad pasa a ser herencia.